Te damos gracias Madre Nuestra por permitirnos salir adelante en esta pandemia, te seguimos suplicando por nuestra salud Nancy y Héctor Uriel y de nuestra familia, gracias por lo que nos das a manos llenas, te pedimos por la salud de los enfermos, por el eterno descanso de las personas que iban en la carretera México Puebla, por todos los niños del mundo, y que nunca nos falte nada, Amén.